Falta de deseo sexual

raya

Falta de deseo sexual, psicólogos



Falta de deseo sexual
, psicólogos. Una persona sana se interesa por la sexualidad y empieza a tener fantasías, sobre todo,  después de llegar a la pubertad. El deseo sexual aumenta cuando la persona tiene una oportunidad sexual excitante y cuando está en compañía de una persona que le atrae mucho. El deseo es más intenso en algunas épocas de la vida que en otras y en algunas personas más y en otras menos, existe una gran variabilidad.  La fase de deseo, que es previa a cualquier relación o conducta sexual,  se produce a partir de una atracción física y un deseo acompañado de ciertas fantasías sexuales. Aparece interés y  las ganas de llevar a cabo algún tipo de actividad sexual a solas o en compañía. Es habitual encontrarme en mi consulta de psicólogo con personas, sobretodo mujeres,  con falta de deseo sexual que no sienten casi nunca o nunca deseos o impulsos sexuales.  No tienen necesidades  sexuales con su pareja o , si no la tienen,  no aparecen deseos de salir con personas del sexo opuesto,  no se masturban, y no tienen fantasías sexuales. Cuando esto no ocurre se le considera un trastorno del deseo sexual inhibido. Es la falta de deseo sexual que consiste en la disminución o ausencia de fantasías sexuales y de ganas de involucrarse en algún tipo de actividad sexual, con la pareja, a solas o con otras personas. Existe mucha variabilidad entre las mujeres que tienen este problema. Hay mujeres que experimentan una falta total de interés en el sexo, pero responden a los estímulos de la pareja y consiguen excitarse accediendo a tener relaciones sexuales, hasta mujeres sin deseo sexual alguno que rechazan las relaciones sexuales. No se considera un trastorno de deseo sexual cuando una mujer, no tiene deseos con su pareja pero desea y fantasea teniendo conductas sexuales, con ella misma o con otro hombre/mujer, real o imaginado.

Las causas.

Falta de deseo sexual, psicólogos. Un porcentaje alto de parejas que consultan al psicólogos  por problemas relacionados con la sexualidad humana lo hacen por este tema. La mujer suele padecer en mayor proporción esta dificultad respecto a los hombres. Las causas son múltiples, y generalmente se pueden presentar varias,  de forma simultáneas.

Psicólogo Tarragona, falta de deseo sexual. Las causas  más probables son factores psicológicos y de habilidades sexuales.

  • Causas hormonales (no es habitual),
  • enfermedad medica (no es habitual),
  • toma de algún medicamento (no es habitual, consultar con el médico),
  • La  falta de creatividad e imaginación las relaciones sexuales,
  • mala relación en la pareja
  • falta de atracción en la pareja (no se consideraría un problema si se tienen fantasías sexuales a solas  o con otras personas),
  • miedo a la penetración o dolor en el coito,
  • experiencias traumáticas relacionadas con la sexualidad,
  • el estrés y la ansiedad así como la depresión y
  • excesiva carga laboral, entre otros.

Otros factores, comunes,  pero no se considerarían causa del deseo sexual inhibido ya que en estos casos si existen fantasías y deseo sexual son: la infidelidad o una forma de control, premio-castigo por parte de la mujer a la pareja.

Es muy frecuente, este tipo de problema,  en  las mujeres a partir de los 40 años. No todas llegan a una consulta profesional para recibir el diagnóstico adecuado y la ayuda psicológica que requieren. Se resignan en general, a disfrutar de la sexualidad, y a complacer  a la pareja con desgana y a veces bajo amenazas y discusiones.

Consecuencias y soluciones.

Falta de deseo sexual, psicólogos. Siendo la esfera de la sexualidad tan importante para la calidad de vida del ser humano, cuando aparece este problema, muchas de estas personas viven insatisfechas y  la falta de deseo pueden afectar de forma importante a la relación de pareja.

Debido a la mayor información y apertura sexual en mi consulta estoy recibiendo a mujeres y parejas con este problema que tienen el objetivo de abordarlo y superarlo

Cabe señalar que cuando por algún motivo la actividad sexual no es estimulada ni ejercitada, suele retrotraerse el deseo. En este sentido, la pérdida del deseo sexual, lleva a no tener relaciones sexuales y esto suele aparejar una mayor pérdida del deseo mayor, por lo que el circuito de la ausencia de deseo se fortalece.

El tratamiento siempre tiene en cuenta a quien tenemos delante. Hay que detectar que factores hay detrás de la falta de deseo,  fortalecer la relación en la pareja y la imaginación  y complicidad en las relaciones sexuales. El tratamiento se debe orientar en forma individual y de pareja hacia los factores que pueden inhibir el interés sexual, una vez detectados en el diagnóstico.

Falta de deseo sexual, psicólogos. En tratamiento de la falta de deseo sexual suelo utilizar (pero depende de cada caso):

  • comprensión de las causas del problema,
  • la gestión de la ansiedad,
  • la aceptación personal incondicional  y la seguridad,
  • potenciar las fantasías sexuales asociándolas a situaciones positivas,
  • focalización sensorial I, II, III,
  • coito no exigente,
  • desensibilización sistemática (en lo casos de miedo o aversión),
  • mejorar la relación (desarrollo de destrezas en la resolución de conflictos y requerirán ayuda para resolver las diferencias en aquellas áreas no relacionadas con el sexo),
  • generar un ambiente de aceptación, confianza y calidez
  • ejercicios para dejarse llevar en la relación sexual,
  • aprendizaje de habilidades sexuales,
  • comunicación asertiva respecto al sexo,
  • saber que nos estimula y que no,
  • conocer nuestros cuerpos,
  • eliminar sentimientos de culpa o vergüenza y
  • derrumbar ciertos mitos respecto a la sexualidad.

Falta de deseo sexual, psicólogos.