Por qué Mindfulness

El pasado no existe,  el futuro está por llegar. Sólo existe el momento presente.

Por qué estar conscientes 

Un estado consciente es el que nos permite experimentarnos, sentir que existimos,  darnos cuenta de las experiencias internas,   externas y vivir en el presente. Si no somos conscientes,  no nos sentiremos vivos.  No estaremos ni para nosotros ni los demás. Sin ser conscientes no podemos hacernos cargo de nuestras emociones ni de nuestra vida,  sólo reaccionaremos repitiendo las mismas pautas improductivas que nos impiden cambiar, una y otra vez. 

Cuando estamos conscientes  en el presente con una actitud de aceptación, de no lucha,  nuestra mente se calma y empezamos a ser felices.

Mente de piloto automático

Habitualmente nuestro estado de consciencia por defecto funciona en modo piloto automático. Al funcionar  poco conscientes,  cuando estamos en la ducha, estamos desayunando, cuando estamos desayunando estamos conduciendo al trabajo, cuando estamos en el trabajo estamos en nuestras preocupaciones, cuando ….. y así pasa nuestra vida estando en futuro o en el pasado. Aunque vivamos muchos años no estamos en la vida si no en nuestros pensamientos,  los mismos nos  llevan a  la preocupación y al sufrimiento. Sin un estado consciente no confundiremos con nuestros pensamientos y nos creeremos todo lo que nos sugieren. 

Hay estudios que muestran que el 80% del tiempo estamos pensando sin ningún objetivo.

Al vivir conscientes podemos gestionar nuestras emociones dolorosas y sus causas. Comprobaremos pasado un tiempo  que al no estar preocupados por el futuro anticipando lo peor ni  enganchados en nuestro pasado nuestra mente y nuestro cuerpo se calman. Si nuestra mente y nuestro cuerpo están en lo que estamos haciendo, sin querer estar un paso más allá, cosa ciertamente imposible,  se reduce el estrés. Al tener la mente calmada aumenta nuestra  habilidad para resolver problemas y activar conductas proactivas

Al dejar de funcionar en piloto automático empezamos a ser críticos con nuestros  pensamientos y no con nosotros.

La práctica  mitiga  los  efectos de desgaste del estrés sobre el organismo. Previene la los trastornos de ansiedad y la depresión, reduce los riesgos cardiovasculares y otros relacionados con el estrés.  Reduce la impulsividad,   la ira ,   fortaleza la atención,  concentración y memoria. Mejora la relación con los demás y la empatía disminuyendo el conflicto. Nos ayuda a aceptar las cosas que no podemos cambiar. Dejar de luchar con nosotros. Desarrollar una actitud de reconciliación, aceptación que nos lleva a querernos aumentando la autoestima.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

Tel/WhatsApp. 652237470.


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.